Psicologia

¿Los hijos nos manipulan? ¿Qué hago?

¿Los hijos nos manipulan? Uno de los conceptos que más separa a los padres cuando de educación de sus hijos se trata, es cuando uno cree que el otro, los consiente “demasiado”.

 

“¡Te está manipulando! ¿Es que no lo ves?” oye uno decir al pasar frente a una pareja con un niño que insiste en hacer algo que uno de los padres quiere evitar que haga mientras, el otro, apoya el deseo insistente del hijo.

Los niños nacen siendo ELLOS. Nacen emocionalmente saludables. Inocentes. Puros.

No hay tal cosa como bebés deprimidos. Ni siquiera tristes.

Leer más: ¿Los hijos nos manipulan? ¿Qué hago?

 

5 pasos para conseguir la felicidad ayudando a los demás

Ayudar a las personas cercanas a nosotros es una de las sensaciones más gratificantes que existen. Y es que ver una inmensa sonrisa en los demás gracias a nosotros, es una de las múltiples formas que existen de encontrar esa fórmula mágica llamada “felicidad”. Sin embargo, mucha gente piensa justamente lo contrario alegando que la felicidad se consigue con los bienes materiales, una pareja o con buen estatus profesional. Por esta razón, a través de estas líneas os contaremos cómo podéis desarrollar la gratitud hacia los demás con cinco sencillos pasos.

 

Apunta las cosas por las que estás agradecido en un cuaderno
Para ello, siéntate, coge lápiz y papel y apunta todo lo bueno que ha ocurrido recientemente en tu vida (trabajo, salud, amor, estabilidad emocional…). Esto hará que tengáis una disposición mucho más positiva ante la vida y hacia los demás.

Recuerda lo malo
Ahora toca un poco de “psicología inversa”. Para ello, piensa en todas las situaciones malas que has atravesado (tanto tú como las personas que quieres) y felicítate por haber tenido el valor de superarlas o de integrarlas en tu vida.

Leer más: 5 pasos para conseguir la felicidad ayudando a los demás

¿Por qué es importante que seamos optimistas?

El sistema inmunológico es el encargado de mantener y desarrollar en el momento preciso las defensas de nuestro cuerpo a agentes nocivos. En el funcionamiento de este sistema intervienen nuestros pensamientos.
El sistema inmunológico se encuentra vinculado con el cerebro, y los estados mentales del tipo de la esperanza o la desesperanza, afectan su funcionamiento. Los estados cerebrales afectan la totalidad del cuerpo.

 

Tanto emociones como pensamientos están en condiciones de afectar las enfermedades influyendo en ellas.

El cerebro y el sistema inmunológico no se conectan por medio de fibras nerviosas, sino a través de hormonas, esos mensajeros químicos que circulan con la sangre y pueden trasmitir estados emocionales de una a otra parte del cuerpo. Ha quedado ya perfectamente demostrado que cuando alguien se deprime su cerebro cambia.

Leer más: ¿Por qué es importante que seamos optimistas?

Dime cómo fue tu parto y te diré cómo eres, según la Biodecodificación

Un aspecto que se revisa en Biodescodificación, es la forma en que nacen las personas. Porque si bien es cierto que influyen las fechas y los nombres e historias del árbol genealógico, también es cierto que nuestra llegada a esta vida, queda marcada por la forma en que nacemos. Y no sólo la forma en que nacemos, sino la forma en que fuimos concebidos.

¿Cómo se asocia tu forma de ser con tu forma de haber sido gestado y nacer?

Vamos a ver algunos ejemplos de diferentes tipos de nacimientos y embarazos, con algunas variantes. Esperemos que te sirva este material para trabajar mas en hacer conciencia de ti mismo, de tu forma de ser y de las situaciones que has vivido.

Leer más: Dime cómo fue tu parto y te diré cómo eres, según la Biodecodificación

Tu paz interior comenzará el día que no permitas que te manejen

Nuestra paz interior comienza en el mismo día en el que no permitimos que nos manejen. Es ahí cuando nuestras emociones no pueden ser manipuladas en base a creencias insanas y exigencias ajenas.
Esa sensación de paz es el fiel reflejo de que hemos tomado una decisión correcta. Ese es el signo más evidente, gracias al cual tendremos la garantía de mantener un equilibrio mental y físico. Así, lo que debemos pretender es manejar las expectativas que tenemos sobre nosotros mismos. Evitar las reacciones ante las ofendas y las alabanzas, para no pecar de coléricos ni de vanidosos. Cuando vivimos sometidos a lo que otros esperan o buscan en nosotros, estamos priorizando las opciones de los demás y no escuchando lo que verdaderamente nosotros necesitamos.

Por eso es esencial que nosotros tomemos nuestras propias decisiones, pues solo ese salto al vacío puede llenarnos de paz y generar grandes dosis de valentía, responsabilidad y bienestar emocional.
“He de tener serenidad para aceptar las cosas que yo no puedo cambiar, valentía y entusiasmo para poder cambiar las que sí puedo, y la sabiduría necesaria para distinguir entre lo que puedo y lo que no puedo cambiar”. -Reinhold Niebuhr-

Leer más: Tu paz interior comenzará el día que no permitas que te manejen

Página 3 de 62