¿Qué es la arquitectura ecológica?
















Por Luz Guerrero,Experto de Vida verde

El proceso de construir estructuras eficientes utilizando métodos ecológicamente responsables se denomina arquitectura ecológica. Todo se toma en cuenta: el sitio donde se va a construir, el diseño, los materiales de construcción, las fuentes de energía y su eficiencia, mantenemiento y demolición.

El objetivo principal de la arquitectura eco-amigable es reducir el impacto negativo de las construcciones sobre la salud medio ambiental y humana, idealmente logrando tener un impacto neutral o positivo.



Consideraciones del diseño ecológico

Reducir desperdicios, contaminación y degradación ambiental a través del reciclaje, tecnologías eficientes y la creación de sistemas cerrados (utilizar los desperdicios para la creación de energía, por ejemplo).

Mejorar la eficiencia en el uso de los recursos, especialmente del agua y energía.

Proteger la salud de los ocupantes y del medio ambiente a través del uso de materiales sustentables y no tóxicos (o menos tóxicos), la consideración del efecto de la construcción sobre la psicología humana, y el análisis del impacto ambiental de la construcción sobre el medio ambiente.

El sitio de construcción

Protección de los sistemas ecológicos: En lugares no urbanos, se hace un análisis de los efectos que la construcción tendría sobre los sistemas naturales; por lo regular se evita construir en lugares delicados, parques y tierra fértil; al contrario, se busca construir sobre lugares ya contaminados. Así se toman pasos para evitar daños y también se buscan sitios donde la construcción puede proveer un servicio ambiental: por ejemplo, el diseño de una universidad puede incluir áreas para la detención del agua y/o "pasillos" de vegetación para que la fauna silvestre pueda viajar entre diferentes áreas naturales.

Posición de la construcción: El diseño sustentable aprovecha las energías naturales, tomando en cuenta la dirección del viento, sol, corrientes de agua, etc. Por ejemplo, un edificio se puede ubicar para maximizar el flujo de aire en la temporada cálida (así refrescando el interior) y la entrada del sol en la temporada fría.

Transporte: A menudo el llegar y salir de un lugar es donde más se gasta energía; por eso el transporte se considera como un elemento intrínseco del diseño ecológico. Si no es posible escoger un sitio cerca del transporte público, es recomendable incluir alguna solución eco-amigable como parte del diseño.

Eficiencia en el uso de recursos

Agua: El uso eficiente del agua se logra a través de sistemas para recolectar y reciclar el agua disponible naturalmente (de la lluvia, por ejemplo) además de la reducción de la cantidad de agua utilizada. Regaderas, grifos y baños de bajo consumo, combinado con filtros y tuberías que maximizan las veces que la misma agua circula y se utiliza, pueden reducir el consumo de agua substancialmente.

Energía: Focos y aparatos de bajo consumo mejoran la eficiencia energética de la construcción; la producción "in situ" de energía solar, eólica y/o geotérmica reduce la dependencia en fuentes externas; buena insulación y ubicación apropiada del edificio reducen la necesidad de gastar energía en iluminación (alumbrado) y control de clima.

Espacios y materiales saludables

Formas orgánicas: Sea en el diseño de una casa, institución o comunidad, la arquitectura verde comúnmente emplea curvas, módulos, ramificaciones u otras formas que ocurren en la naturaleza, incorporándolas según su función.

Materiales reciclados, renovables y locales: Se busca utilizar materiales que tienen la huella de carbono más ligera; estos incluyen madera ecológicamente certificada, plantas que crecen rápidamente como bambú o paja, piedra y metal reciclados, tierra o barro, y otros materiales reciclados. Idealmente todo el material se debe fabricar localmente.

Materiales no tóxicos: Muchos de los materiales utilizados en la construcción no ecológica son tóxicos, o despiden gases tóxicos. Esto contribuye a una condición que se llama el "síndrome del edificio enfermo". La arquitectura verde procura mejorar la calidad de aire en los edificios a través del uso de pinturas y materiales menos tóxicos o no tóxicos, junto con ciertos ajustes al sistema de ventilación y control de clima.

Reducción de desechos:

El diseño sustentable incluye maneras de reducir y/o reciclar los desechos, idealmente convirtiéndolos a elementos útiles para el mismo lugar. Botes de reciclaje bien ubicados, tanques y tuberías para el reciclaje del agua, baños secos o tanques para la producción de biogás, y sistemas de composta son algunos ejemplos de los métodos que se incorporan en la arquitectura ecológica.


Fuente: https://goo.gl/8FXnB3

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar