Relaciones Humanas

Cómo evitar el estrés laboral

El estrés es un concepto muy común hoy en día. Al parecer, todos sufrimos de estrés, en el trabajo, en la casa, en el tráfico, con nuestras parejas, en los centros comerciales, etc. Es una enfermedad que nos afecta a todos de distinta manera. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya califica el estrés como una epidemia mundial y aunque todos decimos estar estresados, muchas personas no tienen idea de lo que significa esta terrible palabra. ¿Qué es realmente el estrés? El Diccionario de la Real Academia Española lo define como la tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves. El estrés laboral podría generar irritabilidad, agotamiento físico y mental, reducción de la productividad, ansiedad y hasta depresión. Incluso puede afectar a todos los que nos rodean.

Leer más: Cómo evitar el estrés laboral

 

¿Cómo te relacionas con tus sentimientos?

Los sentimientos no son ni buenos ni malos por sí mismos, sino con relación al impacto que tienen en nuestro bienestar emocional y en quienes nos rodean. No son nuestros sentimientos, sino las acciones y el comportamiento que se deriva de estos, los que podrían ser catalogados en función de las consecuencias que tienen para nosotros y los demás. Para qué y cómo actuamos y usamos estos sentimientos.

No debemos sentirnos mal, culpables o avergonzados por lo que sentimos, pues uno no decide lo que quiere sentir, no mandamos en nuestros sentimientos. Cuando se trata de lo que sentimos, podemos reconocerlo, aceptarlo, aprender de ello, actuarlo, negarlo o reprimirlo. Esto ultimo sería lo menos recomendable. Nuestras represiones se convierten en nuestras sombras: aquello que rechazamos en nosotros y en los otros. Ese rechazo o negación tiene un impacto en nuestro bienestar porque lo que resistes, persiste. Se trata entonces de hacer consciente todo lo que nos permita sanar y cuidar de nuestra salud emocional.

Leer más: ¿Cómo te relacionas con tus sentimientos?

Un reto personal: 7 días libre de quejas

En no pocas ocasiones me he sorprendido a mí mismo quejándome demasiado por cualquier cosa. Y no me deja una buena sensación. Lo peor es que en muchas oportunidades no me doy cuenta hasta que esa sensación es muy evidente. Sin embargo, hay otros momentos cuando me hago consciente de este comportamiento, y me causa gracia. A veces, hay algo jocoso en lo absurdo que resulta quejarse, y reírse de la situación es una buena forma de eliminar toda esa energía negativa.

Una característica muy particular de la queja, es que necesitamos de otros para retroalimentarnos y hacer que todo el panorama luzca peor. En otras palabras, “A la miseria le gusta la compañía”. Lo peligroso de esto es que lentamente vamos reforzando una realidad donde nos sentimos víctimas de las circunstancias, y esperamos que “alguien haga algo” para mejorar las cosas.

Leer más: Un reto personal: 7 días libre de quejas

VACACIONES Y CONTROL PARENTAL

Las vacaciones… una época que es sinónimo de descanso y cambio de la rutina anual, especialmente para nuestros hijos. Sin embargo para muchos es un tiempo de desajuste, ya que los padres siguen trabajando. ¿Qué hacemos para no perder el control en nuestra casa?

Hace unos días se dio a conocer el Tercer Sondeo de Involucramiento Parental del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), que entrevistó a hombres y mujeres de entre 15 y 29 años, de todos los niveles socioeconómicos y residentes en todas las regiones del país. Sus resultados fueron, por decir lo menos, reveladores.

 

Leer más: VACACIONES Y CONTROL PARENTAL

Nadie es responsable de nuestro miedo al amor, excepto uno mismo.

Entrevista a Xavier Guix: Xavier es psicólogo especializado en Comunicación y Programación Neurolingüística. Es profesor de EADA (Escuela de Alta Dirección y Administración) y de crecimiento personal. Conferenciante internacional, colabora además con medios como El País Semanal, L' ofici de viure, en Catalunya Ràdio, entre otros. Es autor de numerosos libros, entre ellos “Ni me explico ni me entiendes”, “Si no lo creo no lo veo”, “Descontrólate!”, “El sentido de la vida o la vida sentida” y “Atrévete a decir no”.

Si los hombres llegamos a conocer a la mujer nueva, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad, podremos disfrutar de una nueva relación entre iguales.

Todos sabemos que el amor es el motor que mueve la vida, y aún más, que la vida no es vida sin amor sino un mero simulacro por el que se pasa en duermevela. Y sin embargo, a menudo resulta tan difícil amar. Decimos que es difícil encontrar el amor, el amor verdadero, pero eso no sería tan difícil si tuviéramos la valentía, la apertura, y la confianza necesarias para relacionarnos. Sin miedo. Sin huidas. Sin preocupaciones saboteadoras. Con seguridad.

Leer más: Nadie es responsable de nuestro miedo al amor, excepto uno mismo.

Página 5 de 50

ad

¡Unete a Conversando en Positivo!